BASC 2022

Bienal Internacional de Arquitectura cerró galardonando a Carlos Villagómez y Mario Ribera

● La entrega del Premio Bienal a la Trayectoria “Sergio Antelo” se efectuó de forma remota. En audiovisuales se destacó las obras y pensamientos de los profesionales. 

La Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz cerró oficialmente sus actividades entregando el Premio Bienal a la Trayectoria “Sergio Antelo” al paceño Carlos Villagómez Paredes y, de forma póstuma, al cruceño Mario Ribera Parada. 

Agradecido con la distinción conferida, en un video que detallaba su perfil profesional, Villagómez declaró: “Ser arquitecto significa ser un actor cultural de tu sociedad; no se trata solamente ser creador de hermosos edificios o casas, sino que tienes que tener una incidencia fundamental en todos los procesos culturales del lugar donde vives”. 

Villagómez tiene una amplia trayectoria en el diseño, el campo académico y el tema intelectual, lo que lo ha llevado a dar conferencias en universidades, colegios de arquitectos y bienales de diversas ciudades de Latinoamérica. Es mentor de la ampliación del Museo Nacional de Etnografía y Folklore, en La Paz, donde consiguió integrar la arquitectura contemporánea con el estilo colonial del edificio construido en 1730; otra obra suya es el Museo Regional de Arqueología Tiawanaku, donde tomó elementos de las edificaciones de la antigua ciudad preincaica. “Con el tiempo he aprendido a ser un arquitecto que no tiene un estilo fijo; en el 2000 empecé con la arquitectura que ahora se llama minimalista”, expresó. La Casa Crespo, fue publicada en muchas revistas internacionales, es la referencia a esa etapa de su vida.    

En video también se hizo referencia a Mario Ribera. De él, Víctor Hugo Limpias, decano de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UPSA, expresó: “Era un profesional preocupado por la arquitectura y por el arte, y fue capaz de trabajar coincidiendo plenamente con esas preocupaciones”. En el mismo audiovisual, su esposa María Cristina Peredo, recordó: “Le gustaba la pintura, el dibujo y su profesión”. 

Ribera construyó los dos primeros teatros cruceños, desarrollados con bastidores mecánicos y con condiciones acústicas de calidad. Paralelamente, restauró la Catedral junto a otros tres profesionales. Sin embargo, su obra más monumental es el templo María Auxiliadora, uno de los más emblemáticos de Santa Cruz de la Sierra y con una calidad arquitectónica y espacial notables.  

Previo a la distinción, el director de la Bienal de Arquitectura de Santa Cruz, Ernesto Urzagasti, resaltó las características de Sergio Antelo, de quien se tomó su nombre para el galardón. “Fue un prolífico arquitecto. Él fue más allá de su profesión, alcanzando las letras, el pensamiento político y la gestión municipal e institucional”, indicó. Fue presidente de los colegios que aglutinan a los arquitectos de Santa Cruz (desde 1974 a 1977) y del de Bolivia (desde 1978 a 1981). Elaboró obras claves, como la exterminal de buses Julio Prado Montaño, el Aeropuerto Viru Viru y el Parque El Arenal. 

Terminal Metropolitana de El Alto y Oficinas Nordeste Curuguaty ganan el Premio Gran Bienal 

  • Un jurado internacional seleccionó las obras ganadoras de la VIII Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz.
  • El acto de premiación contó con la presencia del presidente de la Unión Internacional de Arquitectos, José Luis Cortés.

La Terminal Metropolitana de El Alto, de Arquitectónica Studio, y Oficinas Nordeste Curuguaty, de Mínimo Común Arquitectura (Paraguay), fueron elegidas como las mejores obras de la octava Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz. Un jurado compuesto por profesionales del área de diversas nacionalidades se encargó de la selección. 

El anuncio de los ganadores y la distinción con el Premio Gran Bienal de Arquitectura se realizó en el pabellón USA de la Feria Internacional de la Construcción, la Arquitectura y el Diseño (Ficad), donde la bienal tuvo un espacio físico y en el que aún se puede conocer las 150 obras instaladas en un salón virtual, ingresando al sitio web www.bienalscz.com. De hecho, durante la premiación hubo intervenciones mediante videollamadas. 

Ernesto Urzagasti, director de la Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz, destacó la realización de alrededor de 25 actividades virtuales e híbridas en los diez días que duró la muestra, permitiendo la “reconexión” prevista como objetivo del evento. “Reconectando” era el nombre de la Bienal y, según los organizadores, consiguieron hacerlo. “Hemos tenido más de 60 arquitectos en escena entre todos los ejes que son parte de la bienal; profesionales que han hecho ponencias, conversatorios, críticas o ejercieron como jurados calificadores”, indicó. 

Oficinas Nordeste Curuguaty

Por su parte, José Luis Durán, titular del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, ponderó la cantidad y calidad de los trabajos presentados en la bienal, e indicó que con este evento se quiso saber hacia dónde va la arquitectura boliviana, si está respondiendo a la ciudadanía y si se está formando profesionales calificados, capaces de dar soluciones técnicas, formales y funcionales. 

En la premiación estuvo presente José Luis Cortés, presidente de la Unión Internacional de Arquitectos. “Una bienal significa descubrir nuevos talentos; jóvenes que tienen un gran espíritu de creatividad y que pueden aportar nuevas ideas para mejorar los espacios en los que habitamos”, expresó. Al profesional mexicano lo distinguieron el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, el Colegio de Arquitectos de Bolivia y el Concejo Municipal de Santa Cruz de la Sierra. 

Si bien hubo dos obras premiadas en la categoría principal, la Terminal Metropolitana de El Alto (Bolivia), y Oficinas Nordeste Curuguaty (Paraguay), la bienal distinguió también proyectos en diversas categorías y subcategorías. 

La Ficad abre con la Bienal de Arquitectura híbrida en su interior

Los amantes del rubro de la construcción tienen que estar de plácemes: además de tener la Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz en marcha desde el pasado viernes 25, este miércoles 30 contarán también con la Feria Internacional de la Construcción, Arquitectura y Diseño. Y lo mejor: ¡Ambas se fusionarán! La muestra tendrá un estand donde se expondrán maquetas y planos, y contará con un pabellón virtual para ver las obras en competencia con lentes 3D. 

La Ficad es organizada por Fexpocruz y el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, y estará abierta hasta el domingo 3 de abril. Un día antes, la bienal aprovechará sus instalaciones para cerrar su octava versión, distinguiendo a los ganadores de sus dos categorías y entregando el Premio Gran Bienal, que se otorga a la mejor obra de todas. Este año compiten 150 proyectos, entre nacionales y extranjeros, que son evaluados por 12 jurados de ocho países.

Es en un salón de la Ficad que también se darán las charlas magistrales del boliviano César Morón y de los colombianos Alejandro Restrepo, Sebastián Monsalve y Carlos Pinto. Los últimos atendieron la invitación de la bienal por ser en esta ocasión Medellín la ciudad invitada. Ernesto Urzagasti, director del evento, indicó que los profesionales recorrerán previamente la ciudad para, en sus respectivas intervenciones, dar sus puntos de vista sobre lo que se tiene que mejorar y reforzar en cuanto a arquitectura, urbanismo y planificación respecta. Cada uno de ellos es experto en esas áreas. 

La organización de la bienal tiene previsto ocupar el espacio físico de la Ficad para honrar la memoria y el trabajo de Ricardo Gonzales Salinas, otorgando una plaqueta a su familia. Esto se realizará el jueves 31, a las 18 h. 

Cabe recordar que por cuestión de salubridad los espacios tendrán restricción de aforo y al tratarse de un evento híbrido, el público puede seguir todas las actividades desde el sitio web www.bienalscz.com

Premio Bienal “Sergio Antelo” para Carlos Villagómez y Mario Ribera

Los artistas aseguran que el mejor reconocimiento a su trabajo es el aplauso del público. En ese sentido, la Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz traduce las ovaciones en el Premio Bienal a la Trayectoria “Sergio Antelo”, instituido en su anterior versión.

Este año, la muestra reconocerá el aporte trascendental de las obras, pensamientos y visión de ciudad de dos arquitectos: Carlos Villagómez Paredes y, de forma póstuma, Mario Ribera Parada. Ambos profesionales pertenecen a la misma generación, aunque el primero es paceño y el segundo, cruceño. La distinción será virtual, el domingo 3 de abril, a las 19 h. El público puede seguir el evento desde el sitio web www.bienalscz.com

Ernesto Urzagasti, director de la Bienal, indica que Villagómez tiene una amplia trayectoria en el diseño, el campo académico y el ámbito intelectual, lo que lo ha llevado a dar conferencias en universidades, colegios de arquitectos y bienales de diversas ciudades de Latinoamérica. Es mentor de la ampliación del Museo Nacional de Etnografía y Folklore, en La Paz, donde consiguió integrar la arquitectura contemporánea con el estilo colonial del edificio construido en 1730; otra obra suya es el Museo Regional de Arqueología Tiawanaku, donde tomó elementos de las edificaciones de la antigua ciudad preincaica.

De lo realizado por Ribera, Urzagasti destaca el templo María Auxiliadora, ubicado en la avenida Argentina, diagonal al Parque Urbano. “Es un edificio impresionante por su forma y espacialidad, por el manejo de los vitrales y del ladrillo visto”, describe Urzagasti. “En ella trabajó en dos etapas, porque a requerimiento de la iglesia él hizo después una ampliación siguiendo sus planteamientos iniciales”. Otra edificación suya es el Banco de Crédito de Perú (hoy BCP) y proyectó la peatonización del centro histórico, que finalmente no se realizó.

Pero, ¿quién fue Sergio Antelo? Víctor Hugo Limpias, decano de la Facultad de Arquitectura de la UPSA, lo describe como arquitecto, escritor y pensador cruceño. Fue presidente de los colegios que aglutinan a los arquitectos de Santa Cruz (desde 1974 a 1977) y del de Bolivia (desde 1978 a 1981). Elaboró obras claves, como la exterminal de buses Julio Prado Montaño, el Aeropuerto Viru Viru y el Parque El Arenal.

A su vez, Urzagasti destaca su rol como alcalde de Santa Cruz de la Sierra entre 1982 y 1983, y concejal en varios periodos de la década de 1990. Sergio Antelo creó el primer Código de Urbanismo y Vivienda, y siendo burgomaestre ideó el Plan Tres Mil tras el desborde del río Piraí; se trataba de un plan de desarrollo urbano consistente en la construcción de 3.000 viviendas al sudeste de la ciudad con donaciones y el sistema de minga.

El Colegio de Arquitectos de Santa Cruz organiza la Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz desde 2006. Fue creada como un espacio de reflexión y discusión sobre cómo se deben pensar las ciudades y cómo los arquitectos proyectan espacios para el ser humano. El evento cuenta con el apoyo del Colegio de Arquitectos de Bolivia, la Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos y la Union Internationale des Architectes.

Arquitectos de diversas especialidades darán conferencias magistrales

Del domingo 27 de marzo al viernes 1 de abril, a las 19 h, se realizarán las conferencias magistrales de la Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz, con la participación de destacados profesionales de Bolivia y el mundo, cada uno con alguna especialidad. En la mayoría de los casos, los escenarios serán virtuales y podrán seguirse desde la página www.bienalscz.com

Abriendo la serie de conferencias, el domingo 27 de marzo, virtualmente se comunicará con su auditorio Fredy Massad, arquitecto argentino, crítico de arquitectura del diario español ABC y responsable del blog La viga en el ojo. Es profesor de la School of Architecture UIC, de Barcelona, y profesor invitado en la Fadu UBA, de Buenos Aires.  

El lunes 28, también de manera remota, se presentará el arquitecto peruano Óscar Almanza, que con su firma Alcab Arquitectura brinda servicios de publicidad digital en redes sociales, branding, contenido digital y asesoramiento en redes para el rubro arquitectónico, diseño y construcción.

A Juan Martín Urgell, arquitecto argentino que en 2015 obtuvo el premio “Construir según las reglas” al profesional del año, le toca su exposición el martes 29. Actualmente, el profesional dirige el estudio Urgell-Penedo-Urgell, que ya lleva seis décadas de trayectoria. 

El boliviano Carlos Villagómez, ganador del Premio Bienal “Sergio Antelo” 2022, conversará el miércoles 30, a distancia. Además de arquitecto, es artista, ensayista y diseñador. Ha publicado sus escritos en el diario paceño La Razón y ha sido conferencista en universidades, colegios de arquitectos y bienales de varias ciudades latinoamericanas. 

El jueves 31, en el pabellón USA de Fexpocruz, de forma presencial será la disertación de los arquitectos Alejandro Restrepo, de Colombia, y César Morón, de Bolivia. El primero es doctor en Ingeniería y Arquitectura, graduado en la Universidad Técnica de Múnich y con título de Arquitectura de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín; tiene 25 años de experiencia en proyectos urbanos y arquitectónicos en su natal Colombia y en Alemania. El segundo, Morón, tiene una empresa enfocada en el desarrollo de proyecto de arquitectura integrales, abordando desde la investigación y generación de concepto hasta su desarrollo y la ejecución de obra.  

Concluyendo las conferencias, el viernes 1 de abril, también en el pabellón USA de Fexpocruz, los colombianos Carlos Alberto Pinto y Sebastián Monsalve tocarán temas de urbanismo. El primero es titulado de la Universidad Nacional de Colombia, con doctorado en Urbanismo en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona; es un líder dedicado al servicio y la participación social. A su vez, Monsalve es profesional de la Universidad Nacional de Colombia y cuenta con una trayectoria en el diseño urbano, el espacio público y la arquitectura del paisaje. 

SOBRE LA ORGANIZACIÓN

El Colegio de Arquitectos de Santa Cruz organiza la Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz desde 2006. Fue creada como un espacio de reflexión y discusión sobre cómo se deben pensar las ciudades y cómo los arquitectos proyectan espacios para el ser humano. El evento cuenta con el apoyo del Colegio de Arquitectos de Bolivia, la Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos y la Union Internationale des Architectes. 

La Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz llega para reconectarnos

“Reconectando”… Así se llama la Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz (BASC), considerada el evento académico más grande de Bolivia y uno de los más importantes de Latinoamérica. Se desarrollará del 25 de marzo al 10 de abril, con actividades híbridas: presenciales y remotas.

Son 150 los trabajos que están en competencia bajo la mirada de 12 jurados de ocho países. El Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, entidad organizadora del evento, los expondrá en un novedoso pabellón virtual a disposición del público en la web www.bienalscz.com. Asimismo, al contar la bienal con un espacio físico en la Feria Internacional de la Construcción, Arquitectura y Diseño (FICAD), que arrancará el 30 de marzo en la Fexpocruz, las obras podrán apreciarse en tiempo real utilizando lentes 3D. Es justamente en el penúltimo día de esa muestra, el 2 de abril, que se premiará al mejor diseño arquitectónico.

La Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz surgió en 2006 como un espacio para generar muestras colectivas de arquitectura y difundirlas hacia la sociedad, generando en paralelo espacios de reflexión y discusión sobre cómo se deben pensar las ciudades y de cómo los arquitectos proyectan espacios para el ser humano. Si bien el evento nació en la capital cruceña, luego pasó a ser regional y desde hace dos versiones es nacional. Asimismo, en 2020, la organización decidió hacerla internacional al implementarla de forma remota, dado aún la fuerte presencia de Covid-19 en la región. Así que se convirtió en la primera bienal de este tipo realizada en el mundo.

“Este año, con gran parte de la población vacunada y la disminución de contagios, se decidió que sea de forma híbrida”, indicó el titular de los arquitectos, José Luis Durán Saucedo. De ahí su denominación: “Reconectando”. El término hace referencia a la resiliencia del espíritu humano en esta época; a la mirada reflexiva acerca de los procesos pospandemia, incluso los arquitectónicos.

La bienal tiene en su programa una serie de actividades y entre ellas se destacan las conferencias magistrales híbridas y virtuales, a efectuarse del 27 de marzo al 1 de abril, de 14 a 16 h. Los arquitectos a cargo de ellas son el español Fredy Massad, el peruano Óscar Almanza, el argentino Juan Martín Urgell, los bolivianos Carlos Villagómez y César Morón, y los colombianos Alejandro Restrepo, Carlos Alberto Pinto y Sebastián Monsalve, que llegan también para ser parte de la muestra Medellín – Ciudad Invitada, que está abierta en el Museo de la Ciudad Altillo-Beni desde el 25 de marzo y permanecerá hasta el 10 de abril. 

Asimismo, el evento cuenta con los “Diálogos de la Bienal”, conversatorios virtuales programados del 26 al 31 de marzo, de 9 a 11 h. Es un eje que sale de lo convencional: son los puntos de vista de jóvenes arquitectos, de diversas nacionalidades, hablando de diseño, conocimiento arquitectónico, planificación urbana, lo popular en las urbes bolivianas, entre otras temáticas.

Y hay más: por las tardes, de 13 a 15 h, de manera híbrida y presencial se desarrollará el ciclo Arq.Bo, en el que se analizarán diez obras arquitectónicas del país. Ernesto Urzagasti, director de la Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz, pondera esta actividad por su importancia para generar y contribuir al análisis crítico de la arquitectura boliviana. Los planos y maquetas de estas edificaciones se podrán ver físicamente en la FICAD, al igual que los de la muestra “Aprendiz de Mago”, que comienza el 25 con la bienal y su objetivo es visibilizar la producción de profesionales menores de 35 años. 

La bienal tiene una actividad para los amantes de los paseos al aire libre, sean o no arquitectos. La cita es el 26 de marzo, de 17 a 20 h, en un punto de la ciudad aún por definir. La “Caminata Urbana Jane Jacobs” reúne a ciudadanos y vecinos en el centro de Santa Cruz de la Sierra con la finalidad de recorrer sitios icónicos y fomentar la discusión abierta.

Pero la muestra también tendrá distinciones. La más importante es el “Premio Bienal a la Trayectoria Sergio Antelo”, galardón que reconoce el aporte trascendental de las obras y visión de ciudad de los profesionales en este rubro. Este año lo recibirá el paceño Carlos Villagómez Paredes y de forma póstuma el cruceño Mario Ribera Parada. Otro homenaje se realizará a la memoria y trabajo de Ricardo Gonzalez Salinas. A su vez, la exposición “Aprendiz de Mago” estará dedicada a los proyectos jóvenes más destacados.

Por último, en el pabellón virtual también habrá un espacio para las 20 obras finalistas del Premio Óscar Neymeyer a la arquitectura latinoamericana, el máximo galardón que se entrega en este rubro y al que solo pueden postular los ganadores de la Red de Bienales de Arquitectura de América Latina. ¡Toda una suerte tenerlas al alcance de un click!

Este sábado 26 habrá una caminata para fomentar conversaciones abiertas

Setenta personas, de diversas edades, oficios y profesiones, participarán en la Caminata Urbana Jane Jacobs “Revolución Creativa”, que organiza Nómada Urbana en el marco de la Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz. La cita es este sábado 26, a las 17 h, en el café y espacio cultural Federal ubicado en la calle Beni n.° 66.

Serán dos grupos heterogéneos, cada uno con su guía y el acompañamiento de estudiantes de la Universidad Católica Boliviana, una de las instituciones que apoya esta actividad que reúne a ciudadanos y vecinos en el centro de Santa Cruz de la Sierra con la finalidad de recorrer sitios icónicos y fomentar la discusión abierta.

Ana Gloria Gutiérrez, directora de Nómada Urbana, cuenta que los grupos recorrerán los lugares que inicialmente fueron divididos en cinco tipologías: cultura y entretenimiento, cultura y barrio, cultura y underground, cultura y legado, y cultura y arte. Cada una de ellas tiene entre tres y cinco sitios a visitarse, muchos de ellos uno al lado del otro. El tiempo de permanencia en ellos será entre 5 y 20 minutos, dependiendo del espacio disponible y de los eventos o promociones que algunos han preparado como recibimiento.
La organización ha querido guardarse los nombres de los sitios hasta el momento de la partida. “Queremos que sea una sorpresa para todos. Luego, ya en marcha hacia ellos, los publicaremos en nuestras redes como una forma de incentivar a los que no pudieron acompañarnos en la caminata a visitarlos por su cuenta”, dice Gutiérrez. “El cupo para esta actividad se completó hace tiempo, al poco tiempo de anunciarse la actividad”.

Los participantes, en los que están incluidos estudiantes de la Católica que tienen por materia el tema de la revitalización del centro cruceño, recibirán mapas, mapas, adhesivos y llaveros intervenidos artísticamente. Al final, el recuerdo más gratificante será haber recorrido sitios icónicos y atractivos de la ciudad de los anillos.

¿Quién fue Jane Jacobs? Fue una escritora y activista estadounidense (1916–2006), conocida especialmente por su visión sobre el urbanismo. En su libro “Muerte y vida de las grandes ciudades” rescata las urbes multifuncionales, compactas y densas, donde la calle, el barrio y la comunidad son vitales en la cultura urbana. Las caminatas (Jane’s Walk) que surgieron inspiradas en ella desde 2012, forman parte de un movimiento global de conversaciones libres, que alienta a las personas a compartir historias sobre sus vecindarios, descubrir aspectos no vistos de sus comunidades y utilizar el caminar como una forma de conectarse con sus vecinos.

SOBRE LA ORGANIZACIÓN: NÓMADA URBANA
Nómada Urbana trabaja el urbanismo táctico, la participación y empoderamiento ciudadano desde talleres de experimentación social hasta laboratorios ciudadanos, que cuenta con el apoyo institucional local, nacional e internacional fomentado por la autogestión. Asimismo, desarrolla consultorías de iniciativa privada para el uso innovador de espacios públicos y privados.

SOBRE LA ORGANIZACIÓN:
BIENAL INTERNACIONAL DE ARQUITECTURA DE SANTA CRUZ
La Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz nació en 2006, bajo la organización del Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, presidido por el arq. José Luis Durán Saucedo. En sus inicios fue local y desde 2020 es internacional, cuando el evento se realizó virtualmente por la pandemia de Covid-19. La muestra cuenta con el apoyo del Colegio de Arquitectos de Bolivia, la Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos y la Union Internationale des Architectes.

En el ciclo Arq.Bo se analizará diez obras de profesionales bolivianos

El ciclo Arq.Bo es uno de los más esperados entre las actividades de la VIII Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz, que se pondrá en marcha este 25 de marzo.

El primer ciclo lo realizamos en la anterior Bienal y debido al éxito que tuvo, lo retomaremos en esta nueva versión”, explica Ernesto Urzagasti, director de la Bienal.

Arq.Bo forma parte de las actividades académicas de la BASC. Se trata de una cuidadosa selección de diez obras contemporáneas de la arquitectura boliviana que serán presentadas por sus autores, analizadas por un equipo académico y confrontadas por un crítico de arquitectura.

Arq.Bo se desarrollará en cinco conversatorios entre el lunes 28 de marzo y el viernes 1 de abril. La organización de la bienal ya tiene el cronograma y los lugares donde se desarrollarán dichos debates entre autores, investigadores y críticos: el lunes 28 de marzo se analizarán el Edificio Bolívar, de Santa Cruz de la Sierra, y Casa T, de Tarija, en el salón 1 de la Universidad Católica Boliviana (Km 9); el martes 29, Casa Toumazis y el Edificio Plussteel, ambos de la capital cruceña, en el Aula Magna de la UPSA; el miércoles 30, el Edificio Isabel y Casa del Bosque, de La Paz, en el auditorio Martín Dockweiler de la Udabol; el jueves 31, la Escuela Agricultural Bella Vista y el Paseo Aranjuez, de Cochabamba, en el auditorio de la Facultad de Derecho de la Uagrm, y, concluyendo, el viernes 1 de marzo, la Terminal Metropolitana, de El Alto, y el Centro Cultural La Sombrerería, de Sucre, en el campus de la Univalle.

Ernesto Urzagasti, director de la Bienal, pondera esta actividad por su importancia para generar y contribuir al análisis crítico de la arquitectura boliviana. Los conversatorios reflexionan sobre la forma en que se deben pensar las ciudades y de cómo los arquitectos proyectan espacios para el ser humano.

Organización

La Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz es organizada por el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz desde 2006, debido a la evidente necesidad de generar muestras colectivas de arquitectura, que además puedan ser difundidas hacia la sociedad.

En sus inicios, nace como una muestra de arquitectura local. En 2020, se abre a profesionales en el extranjero y por la pandemia del Covid-19 se convirtió en la primera bienal de arquitectura virtual de América.

La Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz llega para reconectarnos

Todo va viento en popa para la realización de la Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz (BASC), considerada el evento académico más grande de Bolivia y uno de los más importantes de Latinoamérica. Se desarrollará del 25 de marzo al 10 de abril y tendrá por nombre “Reconectando”.  

Una de sus actividades paralelas ya empezó. La exposición “Medellín – Ciudad Invitada” está abierta desde el pasado 9 de marzo y se exhibirá hasta el 2 de abril. Es una muestra del proceso de gestión urbana y obras arquitectónicas ejemplificadoras de la planificación metropolitana de la urbe colombiana. ¿Dónde está? En el Museo de la Ciudad-Altillo Beni. Tres destacados arquitectos, también colombianos, (Carlos Alberto Pinto, Alejandro Restrepo Montoya y Sebastián Monsalve) expondrán sobre temas relacionados y sus experiencias de trabajo.

Evidentemente, “Medellín – Ciudad Invitada” es una actividad presencial, como otras que se realizarán en fechas simultáneas a la bienal. En 2020, la pandemia de Covid-19 obligó a que todo el evento fuese virtual, convirtiéndose así en la primera bienal de este tipo realizada en el mundo. Este año, con gran parte de la población vacunada y la disminución de contagios, los organizadores decidieron que sea de forma híbrida: es decir, con actividades presenciales y a distancia. De ahí su denominación: “Reconectando”. Los organizadores, el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, pensaron el término para hacer referencia a la resiliencia del espíritu humano en esta época; a la mirada reflexiva acerca de los procesos pospandemia, incluso los arquitectónicos. 

Para esta octava versión del máximo evento de los arquitectos se ha programado una serie de conversatorios. Por la mañana, del 26 de marzo al 31 de abril, se realizarán los “Diálogos de Bienal”, charlas de profesionales de diversas nacionalidades sobre temas de diseño, conocimiento arquitectónico, planificación y recuperación urbana, lo popular en las urbes bolivianas, entre otros. Por las tardes se desarrollará el ciclo Arq.Bo, en el que se analizarán diez obras de arquitectura boliviana. Ernesto Urzagasti, director de la bienal, pondera esta actividad por su importancia para generar y contribuir al análisis crítico de la arquitectura boliviana. Por las noches será el turno de las conferencias magistrales. 

Medellín es la ciudad invitada esta versión de la BASC

Pero, ¿qué otras actividades tiene esta octava versión del evento? En el centro de todo estará la exposición virtual de los más de 150 proyectos de arquitectura que se presentaron y fueron seleccionados. El público podrá apreciar la muestra desde la comodidad de su casa y a solo un click.

Junto a la Bienal, el 25 de marzo, será inaugurada también de forma virtual la muestra “Aprendiz de Mago”. Se trata de una exposición que visibiliza a jóvenes arquitectos de todo el país; su objetivo es difundir y reconocer la producción de profesionales menores de 35 años.  

Los amantes de los paseos al aire libre tienen una cita el 26 de marzo, de 17 a 20 h. No se necesita ser arquitecto para participar en la “Caminata Urbana Jane Jacobs”, que reúne a ciudadanos y vecinos en el centro de Santa Cruz de la Sierra con la finalidad de recorrer sitios icónicos y fomentar la discusión abierta. 

Pero la muestra también tendrá distinciones; una de ellas es la que encierra la exposición “Aprendiz de Mago”, al arquitecto joven boliviano más destacado. Del mismo modo, se entregará el “Premio Bienal a la Trayectoria Sergio Antelo”, galardón que reconoce el aporte trascendental de las obras y visión de ciudad de los profesionales en este rubro. Aquí también hay que puntualizar sobre los homenajes póstumos que se realizarán a Mario Ribera Parada y Ricardo Gonzales Salinas con exhibiciones de sus trabajos más conocidos.  

Cabe mencionar que este máximo evento de arquitectura será parte de la Feria Internacional de la Construcción, Arquitectura y Diseño (Ficad), organizada por la Fexpocruz y el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, que, aunque comienza y culmina antes que la bienal, contará con un espacio dedicado a ella. Es justamente en su último día, el 2 de abril, que tiene lugar la premiación a lo mejor de la bienal.   

El edificio Paseo Aranjuez será analizado en el ciclo ArqBo

SOBRE LA ORGANIZACIÓN

El Colegio de Arquitectos de Santa Cruz organiza el evento desde 2006, al evidenciar la necesidad de generar muestras colectivas de arquitectura que, además, puedan ser difundidas a la sociedad. Fue creada como un espacio de reflexión y discusión sobre cómo se deben pensar las ciudades y cómo los arquitectos proyectan espacios para el ser humano. El evento cuenta con el apoyo del Colegio de Arquitectos de Bolivia, la Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos y la Union Internationale des Architectes.

Alistan otro Aprendiz de Mago, donde los arquitectos jóvenes se muestran

Otro Aprendiz de Mago está en preparación. La muestra que visibiliza a jóvenes arquitectos de todo el país abrirá de forma virtual el 25 de marzo junto a la Bienal de Arquitectura de Santa Cruz. La convocatoria para la recepción de proyectos comenzó en diciembre pasado y culminará este lunes 21 de febrero.

Como se sabe, la experiencia se da de forma simultánea a la bienal y este año se efectuará por tercera vez. Su objetivo es difundir y reconocer la producción de los arquitectos jóvenes bolivianos. La actual convocatoria especifica que en el próximo Aprendiz de Mago pueden participar profesionales menores a 35 años en dos categorías: obras e intervenciones urbanas construidas independientemente de su escala, uso y complejidad, y, proyectos (sin implementarse) arquitectónicos e intervenciones urbanas.

La selección está a cargo del equipo de curaduría conformado por los arquitectos Fernando Martínez Montaño y Ramiro Gonzalo Rojas Amurrio. Para informarse mejor está disponible el correo electrónico aprendizdemagobol@gmail.com y los celulares con Whatsapp: 65169177 y 75284409.

Organización

La Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz es organizada por el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz desde 2006, debido a la evidente necesidad de generar muestras colectivas de arquitectura, que además puedan ser difundidas hacia la sociedad. En sus inicios, nace como una muestra de arquitectura local. En 2020, se abre a profesionales en el extranjero y por la pandemia del Covid-19 se convirtió en la primera bienal de arquitectura virtual de América.